Casa Reyes

La casa de un piso y 140 m2 busca la orientación norte para todos sus espacios, de esta manera los dormitorios se quiebran de su eje conformando el límite exterior e interior. Su estar en doble altura permite separar los vacíos del interior, ya que no existen límites visuales entre estar, cocina y comedor. El color blanco da claros oscuros que van jugando con las visiones del espacio contribuyen activamente a la modelación de las acciones humanas, y por lo tanto, ayudan a transformarlas en algo que podamos reconocer como significativo y satisfactorio.

Son formas puras con volúmenes nítidos, simplicidad en las estructuras, armonía entre los planos verticales con los horizontales, y la luz sobre los fondos blancos